Del mecanizado convencional hasta el especializado y la fabricación aditiva

Grupo Casmarpal Taller Grupo Casmarpal Grupo Casmarpal taller
/

Comenzaron con un taller que producía con máquinas convencionales y, hoy dirigen un Grupo que cuenta con cinco máquinas Mazak, dos de las cuales están equipadas con el más reciente y novedoso control de la firma japonesa, el Smooth, y que además ofrece a sus clientes la producción de piezas por fabricación aditiva.

El descubrimiento del CNC: el gran salto tecnológico imparable

Cuando Mecánicas Casmar comenzó su actividad, sus trabajadores conocían al dedillo el taller y el funcionamiento de todas sus máquinas, por lo que el trabajo se realizaba sin problemas. Pero entonces Carlos y Albert acudieron como visitantes a su primera Feria Industrial de máquina-herramienta en Barcelona. “Nos dimos cuenta de que las máquinas expuestas no tenían nada que ver con las que teníamos en taller. La mayoría de los expositores nos ofrecían máquinas de Control Numérico y muy pocos máquinas convencionales. A partir de ese momento empezamos una búsqueda de la que podría ser la máquina-herramienta ideal para nuestra producción. En aquel momento, al poco de hacernos cargo del negocio, teníamos la impresión (o ignorancia) que las máquinas CNC estaban destinadas a realizar grandes producciones y series largas. No obstante, durante esta búsqueda encontramos la empresa Intermaher, que nos propuso la adquisición de un centro de mecanizado vertical VTC-200 y vimos que se adecuaba perfectamente a la filosofía de nuestra empresa. Era una marca con una alta reputación y, sobre todo, nos ofrecía un control muy intuitivo y ágil de programar a pie de máquina. Fue el software más versátil que encontramos en mecanizado. Es así como en el 2001 entramos nuestro primer CNC al taller. A partir de este momento nuestros clientes nos pedían producciones de piezas más complejas, sin dejar de pedirnos las anteriores referencias y esto hizo aumentar el número de diferentes piezas producidas”.


Así, Mecánicas Casmar aumentó su capacidad de servicio de piezas de fresadora CNC y sus socios entendieron que tenían que evolucionar de la misma manera en los tornos. “Hicimos una búsqueda de diferentes marcas pero nos volvimos a decantar por Intermaher, con su centro de torneado Mazak Nexus 250M con el que evolucionamos los procesos de mecanizado al incluir la herramienta motorizada en el mismo torno. De esta manera podíamos realizar mecanizados de torno y algunos fresados en la misma máquina y, así, reducimos los tiempos de entrega. La empresa continuaba su evolución, y en este caso nos dimos cuenta poco a poco que toda la producción de fresadora la orientábamos hacia el Mazak VTC-200 aunque fueran piezas pequeñas. Este fue el motivo por el que en 2007 realizamos un tercer pedido a Intermaher. En este caso se trató de un centro de mecanizado Mazak Nexus VCN-510C II. Nos decidimos por una máquina de la misma marca, primeramente porque era un control conocido y después por la posibilidad de pasar programas de una máquina a otra sin ningún problema”.

La empresa continua en crecimiento y fue en 2009 cuando viéndose limitados por el espacio en las instalaciones surge la oportunidad de comprar Mecánicas Palomer, cuyo propietario tenía intención de jubilarse y buscaba alquilar la nave de 800 metros cuadrados. A partir de este instante nace Casmarpal Group, formado por las empresas Mecaniques Carmar y Mecanicas Palomeras”.

 

Fuente: IZARO